Oraciones para tatuajes

Oraciones para tatuajes

Si estás pensando en hacer un nuevo tatto quizás te interese conocer oraciones para tatuajes llenas de inspiración que te recuerden cada día tu amor por Dios y que te de la suficiente fuerza y motivación tan necesaria en el día a día.

Oraciones para tatuajes

“Santo Señor, gracias por tu gracia. Por favor, ayúdame a superar los obstáculos que me hacen tropezar y dame la fuerza y ​​la sabiduría para mirar hacia arriba y ver la esperanza hacia la que corro en Cristo. En el nombre de Jesús, Amén.”

“Dios, tú eres nuestro escondite y nuestro refugio en el tiempo de angustia. Nos dirigimos a ti ahora, buscando consuelo de las heridas del mundo y el poder para enfrentar todas nuestras aflicciones. Hazte presente en nuestra lucha, y ayúdanos a descansar en tus eternas promesas. Amén."

“Señor, gracias por tu grandeza. Gracias porque cuando yo soy débil, tú eres fuerte. Señor, el diablo está maquinando y sé que desea evitar que pase tiempo contigo. ¡No dejes que gane! ¡Dame una medida de tu fuerza para que no caiga en el desánimo, el engaño y la duda! Ayúdame a honrarte en todos mis caminos. En el Nombre de Jesús, Amén.”

“Querido Padre amoroso, gracias por despertarme esta mañana, gracias por tu amor y cuidado, gracias por todo lo que me has dado gratuitamente en esta vida. Mientras me dispongo a realizar el trabajo para el que has bendecido mis manos, te agradezco que me protejas de cualquier cosa que se interponga en mi camino. Gracias por tu gracia que me mantendrá a través de este día, y que pueda ser una bendición para los demás. En el nombre de Jesús, oro y creo”.

“Oh Señor, estamos al límite de nuestro poder para ayudar. Por lo que hemos dejado de hacer, perdónanos. Por lo que nos ha ayudado a hacer, le agradecemos. Para lo que deben hacer los demás, presta tu fuerza. Ahora ampáranos en tu paz que sobrepasa nuestro entendimiento. Amén."

“Señor, por la mañana empiezo día tras día tomándome un momento para inclinarme y rezar. Comenzando con gracias, entonces doy encomios por todas sus formas afables y amorosas. Hoy, si el sol se transforma en lluvia, si una nube obscura trae algún dolor, no vacilaré ni me esconderé del temor. Porque , Dios mío, siempre estás cerca. Viajaré donde tú me lleves; Ayudaré a mis amigos en necesidad. A donde me envíes, iré; con tu ayuda, voy a aprender y creceré. Sostén a mi familia en tus manos, mientras proseguimos tus mandatos. Y te mantendré cerca en el momento en que me arrastre en cama esta noche\".

“Querido Dios, gracias por nuestra escuela. Oramos para que sea un lugar seguro de aprendizaje, diversión y amistad. Por favor, cuide a nuestros maestros, niños y familias. Ayúdanos a aprender cosas nuevas, explorar el planeta juntos, jugar y ser felices. Ayúdanos a amarnos los unos a los otros, a tener el perdón en nuestro corazón y a construir la bondad en todos y cada uno de los días”.

“Querido Señor, oro por todos mis instructores, profesores y administradores. Como se nos afirma en la Biblia, como estudiante (acólito) nuestros maestros están por encima de nosotros ya medida que medramos y aprendemos nos esforzamos por ser como nuestro profesor. Por favor, bríndeles la sabiduría, la fuerza y ​​el coraje para ser el mejor instructor y administrador que puedan ser. Ayúdalos a sostenerse saludables ya que hacen bien en enseñarnos. Señor, si no te conocen como un Salvador personal, oro para que lleguen a conocerte y, al hacerlo, que su instrucción y obra te glorien. Oro esto en el nombre de Jesús. Amén."

“Sopla en mí, oh Espíritu Santo, para que todos mis pensamientos sean santos. Actúa en mí, oh Espíritu Santo, para que mi obra sea también santa. Atrae mi corazón, oh Espíritu Santo, que amo sino lo santo. Fortaléceme, oh Espíritu Santo, para defender todo lo que es santo. Guárdame, pues, oh Espíritu Santo, para que siempre sea santo. Amén."

“Dios misericordioso, la única fuente de vida y salud: ayúdame, consuélame y aliviame, y da tu poder de sanación a aquellos que atienden mis necesidades; que mi debilidad se convierta en fortaleza y confianza en tu amoroso cuidado; por causa de Jesucristo. Amén."

“Cuando el mal oscurezca nuestro mundo, danos luz. Cuando la desesperación adormece nuestras almas, danos esperanza. Cuando tropecemos y caemos, levántanos. Cuando las dudas nos asalten, danos fe. Cuando nada parezca seguro, danos confianza. Cuando los ideales se desvanezcan, danos visión. Cuando perdamos el rumbo, ¡sé nuestro guía! Para que encontremos serenidad en Tu presencia y propósito al hacer Tu voluntad.”

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones para tatuajes puedes visitar la categoría Oraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir