Oraciones para el trabajo

Oraciones para el trabajo

Rezar una oración antes del trabajo es una excelente manera de comenzar el día. Ya sea que necesite la presencia de Dios después de una reunión matutina o durante la hora del almuerzo, o quiera orar por su equipo, aquí hay algunas oraciones diarias para el trabajo que te serán de mucha utilidad.

Índice
  1. Oraciones para el trabajo
  2. Oraciones por el trabajo en equipo

Oraciones para el trabajo

Padre leal, gracias por mi trabajo. Señor, tu palabra afirma que en todo cuanto hagamos, debemos hacerlo como a ti, no como hombre. Hoy, al empezar mi trabajo, permíteme hacerlo para ti y no como un hombre. Cubro a mi colega ya mí con la sangre de Jesús. Ayúdanos a tener energía a fin de que podamos enfrentar los inconvenientes con gracia. Señor, mantén nuestras psiques despejadas de cualquier género de distracción y ayúdanos a estar inspirados para hacer un trabajo genial para la gloria de tu santurrón nombre. En el nombre de Jesús, rezamos, Amén.

Dios de la esperanza, mi corazón está acelerado porque me resulta difícil mantener el ritmo en el trabajo. A veces me cuesta respirar. Te alabo por tu luz que alumbra a los piadosos y porque das paz en la tempestad. Necesito su ayuda para ser más productivo en mi trabajo. Ayúdame a trabajar más rápido. Pido que tu Espíritu Santo me capacite para no distraerme con cosas menos importantes y mantenerme enfocado en lo que realmente necesito lograr. Gracias por traerme tu paz en mi lugar de trabajo y ayudarme a alcanzar mis metas. Amén.

Dios, el Constructor de todas y cada una de las cosas, por favor ayúdame a edificar relaciones positivas con mis compañeros. Capacítame para animar y traer alegría a aquellos con los que trabajo. Ayúdame a ser afable, servicial con las personas cuando precisan ayuda y a respaldar sus proyectos e ideas. Permíteme ser un buen jugador de equipo con el que otros gocen trabajar. Dame una idea de de qué forma tratar con colegas que tienen actitudes negativas, una mala moral de trabajo, o que son murmuradores o poco afables. Ayúdame a esmerarme por hacer lo que conduce a la paz ya la edificación del resto. Amén.

Padre firme, te doy gracias por tu lealtad cara mí. Ayúdame a ser como tú: digno de confianza y digno de confianza. Que mi jefe y mis colegas y las personas a las que servimos sepan que soy una persona fiable. Ayúdalos a sentirse seguros de que hago lo que digo que voy a hacer. Ayúdame a sostener mi palabra cuando digo que acabaré un proyecto en un instante determinado. Ayudar a aquellos con los que trabajo a saber que estoy listo para apoyarlos con proyectos. Que se me conozca en el trabajo como un empleado genuino, franco y fiel. Amén.

Soberano, tu palabra afirma que si alguno tiene falta de sabiduría, que te la solicite, y se la das con esplendidez. Padre, solicito sabiduría para esta situación desafiante que estoy encarando acá en mi sitio de trabajo. Muéstrame de qué manera manejar esto. Guíame en el camino que debo continuar. Ayúdame a hallar formas creativas de manejar inconvenientes bastante difíciles y lléname de esperanza y entusiasmo por lo que me espera hoy. Señor, que pueda depender de tu gracia a lo largo de todo el día mientras que realizo mis deberes. En el nombre de Jesús, oro, Amén.

Dios de la paz, de forma frecuente me siento agobiado por la intensa presión de mi trabajo. Te solicito que me capacites para estar calmado, enfocado y sereno. Cuando el ritmo es exageradamente atareado, o cuando mi jefe es exigente, o me apresuro a cumplir con una data límite, sencillamente calme mis emociones. Ayúdame a estar apacible y sereno, a fin de que pueda concentrarme y ser eficaz. Te doy gracias pues eres el Dios que calma el mar y calma la tempestad. Te doy gracias pues eres mi Señor de la paz. Amén.

Dios de toda gracia, necesito paciencia y serenidad para hacer en frente de situaciones irritantes que con frecuencia brotan en mi sitio de trabajo. Dame gracia bajo presión cuando la computadora o la fotocopiadora u otro equipo no funcione. Ayúdame a ser agradable cuando el teléfono prosigue sonando mientras que trato de concentrarme en un proyecto. Oro por la paz en mi sitio de trabajo, Señor. Te agradezco, Señor, que das la gracia con esplendidez. Ayúdame a lidiar con gracia con estos inconvenientes conflictivos y ser un testimonio refulgente y reluciente para ti. Amén.

Oh Jehová, mi Dios, mientras que salgo a trabajar hoy, ayúdame a ser luz en la oficina y una fuente de inspiración para nuestros clientes del servicio y mis colegas. Pon en mi boca las palabras adecuadas que construirán a otros y les van a dar esperanza. Señor, ayúdame a ser fuente de bendición para aquellas personas que pasan por instantes bastante difíciles. Llena mi sitio de trabajo con paz y suprime todo cuanto pueda traer enfrentamientos. Sé nuestro escudo y guía en todo cuanto hagamos. En el nombre de Jesús, creo y oro, Amén.

Dios impresionante, te alabo, pues eres mi fuerza y ​​fortaleza, aun cuando estoy estresado por el miedo. Acudo a con mis preocupaciones respecto a la seguridad laboral. Guárdame de cobijar incredulidad mientras que reposo seguro en tu poder para proveer. Dejo cada aspecto de mi situación laboral en tus cariñosas manos y reposo en paz en ti. Guíame y calma mi espíritu. Aumenta mi fe para opinar que no solo sostendré mi trabajo, sino avanzaré y voy a ser promovido. Amén.

Dios de veras, te confieso que muy frecuentemente caigo sobre mí angustias y enfrentamientos por el hecho de que no escucho bien a ti ya el resto. Tu palabra me afirma que sea pronto para oír, lento para charlar y lento para enfurecerme. Que recuerde tomar ese tiempo esencial contigo ya antes de ir al trabajo, sencillamente escuchándote por medio de tu palabra y tu Espíritu y recibiendo tu paz. Ayúdame a percibir en silencio a el resto en el trabajo, para poder comprender y asistir a mis colegas. Amén.

Dios, mi Rey eterno, necesito que reine sobre mis emociones y traiga paz, singularmente cuando estoy en el trabajo. Me encuentro inquieto sencillamente en situaciones agobiantes cuando necesito ser excelente y profesional. A veces me anegan sentimientos de negatividad y desesperación sobre los inconvenientes en el trabajo. Que tu Espíritu Beato me dé poder sobre mis emociones y me deje estar firme y en paz en mi psique y ánima. Gracias por ser mi base firme y aliviar los mares tormentosos de mi psique. Amén.

Padre, mi leal Autor, ayúdame a rememorar de forma continua que Tú tienes el control. Cuando esté deseoso por todos y cada uno de los cambios en el trabajo, recuérdame que estoy en la palma de tu mano. Que tu gracia y tu dulzura fluyan sobre mí, enseñándome a ser flexible ya amoldarme tranquilamente a los cambios. Cuando deba aprender nuevas habilidades o nuevos procedimientos, recuérdame que no esté deseoso. Cuando los plazos cambien o un proyecto deba reordenarse, ayúdame a no enojarme, sino más bien a ajustar mi trabajo con alegría. Ayúdame a abrazar la paz que procede de un espíritu optimista. Amén.

Dios de la victoria, ayúdame a superar mi psique acelerada y divagante. Centrar mis pensamientos, a fin de que pueda concentrarme en el trabajo que necesito hacer. Ayúdame a tener un buen día en el trabajo y resguárdame de caer en la ansiedad por todas y cada una de las cosas que debo hacer. Cuando estoy apabullado, agradezco poder correr cara ti. Me sostengo firme en tu poder para defenderme contra cualquier cosa que me inquiete. Te agradezco que no me hayas dado un espíritu de miedo, sino más bien de poder, de amor y de dominio propio. Amén.

Oraciones por el trabajo en equipo

Padre Glorioso, eres muy digno de alabanza. Porque te conozco y confío en ti, puedo dar gracias en todas las circunstancias. Te pido ahora que renueves mi mente con respecto a mi trabajo. Confieso que a veces me quejo y soy negativo. Me arrepiento y deseo cambiar mis caminos. Ayúdame a ser intencional en comunicar una actitud positiva. Como me dice tu palabra, un corazón alegre es buena medicina. Que mi actitud gozosa sea sanadora para mí y mis colegas. Capacítame para operar en el Espíritu en el trabajo, de modo que esté elevando a todos los que me rodean. Amén.

Padre eterno, es mi deseo representar bien tu carácter y naturaleza en mi sitio de trabajo. Ayúdame a hacer esto siendo un genial jugador de equipo. Ayúdame a ser profesional, mas afable con mis colegas. Permíteme edificar mi equipo y eludir ofender a otros. Empoderarme para comprender mi rol en el equipo y llenar mi trabajo con excelencia. Ayúdame a aprender a comprometerme y probar las ideas de otros. Que sea un testigo, a fin de que otros se vuelvan cara ti. Amén.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones para el trabajo puedes visitar la categoría Oraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir