Oraciones fuertes para que se aleje una persona

Oraciones fuerte para que se aleje una persona

Aunque vivimos en un mundo con peligro y maldad, tenemos un Dios que nos ama y promete protegernos. Puedes confiar en que Dios te cuidará y te mantendrá a salvo en Sus brazos y estas oraciones fuertes para que se aleje una persona que os hace daño os serán de gran utilidad.

La Escritura nos dice: "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis" y esto incluye la protección de Dios. ¡Por lo tanto, pide a Dios protección en oración para que te sea dada! Hemos recopilado algunas de las mejores oraciones de protección para que las use en su pedido a Dios. Que estas oraciones por seguridad le traigan consuelo y paz mental. 

Oraciones fuertes para que se aleje una persona

Concede, oh Señor, tu protección Y en la protección, la fuerza Y en la fuerza, el entendimiento Y en el entendimiento, el conocimiento Y en el conocimiento, el conocimiento de la justicia Y en el conocimiento de la justicia, el amor a ella Y en el amor a ella, el amor de todas las existencias Y en ese amor, el amor del espíritu y de toda la creación. Amén.

La cruz de Cristo sea conmigo; La cruz de Cristo vence toda agua y todo fuego; La cruz de Cristo vence todas y cada una de las armas; La cruz de Cristo es una perfecta señal y bendición para mi alma. Que Cristo esté conmigo y con mi cuerpo a lo largo de mi vida De día y a la noche. Ahora oro, yo [nombre], oro a Dios Padre por el bien del ánima, y ​​oro a Dios el Hijo por el bien del Padre, y oro a Dios el Espíritu Beato por el bien del Padre y del Hijo, y oro a Dios el Espíritu Santurrón por amor del Padre y del Hijo, a fin de que el beato cuerpo de Dios me bendiga contra toda maldad, palabra y obra. Amén.

Señor, te pido tu protección emocional, física y espiritual sobre mis hijos (nietos). Aleja de ellos el mal, y ayúdalos a confiar en Ti como su refugio y fortaleza. Ruego que guardes sus psiques de la instrucción dañina y les concedas discernimiento para reconocer la verdad. Oro para que los hagas fuertes y valientes en la presencia del riesgo, reconociendo que has vencido y corregirás toda injusticia y mal algún día. Ayúdalos a encontrar descanso a Tu sombra, mientras viven en el cobijo espiritual que Tú les das. Hágales saber que el único sitio seguro está en Jesús y que su hogar en la tierra es solo temporal.

Sabemos que el enemigo no estaría luchando tan duro contra nosotros si no estuviésemos haciendo una diferencia para tu reino. No se esmeraría tanto por detenernos si no pensara que todavía tienes mucho bien guardado. Recuérdanos, hoy Señor, que la batalla te pertenece a ti, y cualquier cosa a la que nos encaremos puede ser derribada de un solo golpe por tu poderosa mano. Por favor, ayúdanos a confiar más en ti, a dejar de perder el tiempo haciendo virar nuestras ruedas o combatiendo con nuestras fuerzas. 

El que habita al abrigo del Muy alto va a descansar a la sombra del Omnipotente. Diré del SEÑOR: “Él es mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío”. Ciertamente os salvará del nudo del cazador y de la hediondez mortal. Con sus plumas te cubrirá, y bajo sus alas hallarás refugio; su lealtad va a ser tu escudo y baluarte.

Se fuerte y valiente. No temáis ni tengáis temor de ellos, por el hecho de que el Señor vuestro Dios es el que va con vosotros. Él no te dejará ni te desprotegerá.

Querido Padre, gracias por resguardarme. Gracias por los ángeles que asignas para cuidarme. Puedo estar en paz hoy a sabiendas de que mi propia vida está en Tus manos. En el nombre de Jesús, Amén

Padre, quiero vivir a la sombra de Tu ala. Cuando la vida es bastante difícil y no sé qué hacer, ayúdame a recordar que Tú estás conmigo y que jamás estoy solo. No puedo vivir sin ti. No puedo enfrentar el mañana sin la promesa de Tu presencia. Hoy escojo caminar y vivir bajo la protección de Ti, El Muy alto. En el nombre de Jesús, Amén. 

Cristo esté conmigo, Cristo dentro de mí, Cristo tras mí, Cristo delante de mí, Cristo junto a mí, Cristo para ganarme, Cristo para consolarme y restaurarme. Cristo debajo de mí, Cristo sobre mí, Cristo en la quietud, Cristo en el peligro, Cristo en los corazones de todos y cada uno de los que me aman, Cristo en la boca del amigo y del extraño. Ato a mí el Nombre, El fuerte Nombre de la Trinidad; Por invocación del mismo. El Tres en Uno, y Uno en 3, De Quien toda naturaleza tiene creación, Padre Eterno, Espíritu, Verbo: Alabado sea el Señor de mi salvación, La salvación es de Cristo el Señor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Oraciones fuertes para que se aleje una persona puedes visitar la categoría Uncategorized.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir