“Defiéndame mi vida”: la muerte de José Martí

Teresa Díaz Canals

“Solo ante la muerte nuestra vida es realmente vida. En el ahora nuestra muerte no está separada de nuestra vida: son la misma realidad, el mismo fruto”. Estas palabras escritas por Octavio Paz en Los hijos del limo quizá compendien de manera concisa el misterio de la vida y la muerte martianas, pues como expresó el propio José Martí en esos versos que sirven de exergo, con el camino tomado por él sabía muy bien que iba directo a su prematura desaparición física.

Martí en Vitier

Darío García Luzón

Al ofrecernos la imagen de aquel hombre que obliga “a poner en tensión todas nuestra fuerzas intelectuales y afectivas”,1 el humanismo de Cintio Vitier descubre al lector lo que constituye la cualidad esencial de sus continuas aproximaciones a José Martí. El orden afectivo señala una más honda entrega a esa presencia significativa en la exigente sombra de la patria; diálogo que halla su vivo fondo común en la matriz universal de lo cubano.

La revelación poética de José Martí

Yohana Beatriz Martínez Abreu

Grandes poetas de todos los tiempos han reflexionado sobre la lírica, en prólogos, ensayos, artículos periodísticos… pero también en poemas. La metapoesía supone una vital y estrecha relación entre lenguaje y poesía. Un metapoema tiene como tema principal la propia poesía. Suele ser en estrofas donde lo metapoético adquiere dimensiones insospechadas, en ese lenguaje llevado a su máxima expresión, en ese lenguaje que, aun siendo garante de la relación entre pensamiento y realidad, se retuerce, se enmascara y se traduce en belleza.

Si Martí levantara la cabeza

Jorge Mañach

Me acosté el domingo –anoche– pensando en la tarea del lunes, de toda la semana… Era la semana del natalicio de Martí… Había que escribir para Bohemia… El martes, se reunirían los Leones para honrar la memoria del Apóstol. El jueves, habría aún, por toda la República, vísperas de amor desolado, “Nochebuenas” de los malos días sin vigencia martiana… El viernes 28, el aire estaría lleno de discursos, toda clase de discursos: mentirosos e hipócritas unos; otros lacerados y nostálgicos: los que toman a Martí de pretexto y los que aún quisieran tenerle de lábaro.

Homilía del Papa Francisco en la solemnidad de la conversión de san Pablo

S.S. Francisco

El pasado 25 de enero, al presidir las segundas vísperas en la solemnidad de la Conversión de san Pablo, el Papa Francisco clausuró la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que se estuvo celebrando desde el 18 de enero. En la celebración participaron representantes de otras confesiones presentes en Roma.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO