Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Por Redacción / Fotos Daniel Estévez González


Como es habitual cada 16 de Julio, los devotos de la Virgen del Carmen visitan la céntrica parroquia ubicada en la avenida Infanta. La advocación mariana, patrona de este templo, cuenta con gran número de fieles que depositan sus flores y plegarias ante la mirada de misericordia de la santa imagen.

Este año se realizó una procesión por calles aledañas a la iglesia que permitió al pueblo en general contemplar y pedir ante la imagen de su santa madre, la intercesión de su hijo por todas sus intenciones. El cortejo estuvo presidido por Monseñor Juan García Rodríguez, arzobispo de La Habana, la comunidad de los padres carmelitas y otros que se sumaron a la celebración.

Seguidamente tuvo lugar la santa misa en un templo totalmente abarrotado, donde jóvenes, niños y ancianos compartieron el amor por la Virgen. Fue una celebración propicia para que varias personas fueran bautizadas y otras recibieran por primera vez el cuerpo y la sangre de Cristo en la sagrada comunión.

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia. También realizaron fundaciones en Matanzas, Camagüey y Sancti Spiritus y han tenido una importante labor en la propagación de la devoción a la Virgen del Carmen y su escapulario, así como en la espiritualidad de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

Una nueva oportunidad para pensar a Cuba

Daniel Estévez González

Desde el 31 de julio y hasta el 6 de agosto en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de la arquidiócesis de La Habana, tuvo lugar el “Seminario de formación laical”.

Propuesta teatral para reflexionar

Daniel Estévez González

El Proyecto Amor y Esperanza de Cáritas Habana y el Grupo Títeres Tocororo, presentaron la obra “El duendecillo valiente”, en un programa de funciones que incluyó los sábados y domingos de febrero, desde el día 4 hasta el 26 del propio mes.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO