Ordenados tres nuevos sacerdotes en la Arquidiócesis de La Habana

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González



Este jueves 29 de junio en la celebración de la Fiesta de San Pedro y San Pablo fueron ordenados tres nuevos sacerdotes. En la S.M.I. Catedral de La Habana los fieles de la arquidiócesis acompañaron a los hermanos Alfredo San Juan Guilarte, Charles Monegal Ortega y Eduardo E. Fonseca Ponce, quienes por la imposición de las manos de Mons. Juan de la Caridad García, arzobispo de esta ciudad, recibieron el orden sacerdotal.

Durante la homilía el arzobispo insistió sobre la fuerza y valor de celebrar diariamente la misa, la necesidad de compartir cualquier duda, alegría o esperanza con uno o más sacerdotes, y aprender de aquellos que tienen un camino recorrido más largo. Solo Así podrán decir como Pablo: “He combatido bien mi combate”, dijo Mons. Juan.

Sin dudas una emotiva celebración en la que los recién ordenados pudieron recibir el afecto y cercanía de la curia habanera y en especial de su pastor, Mons. Juan de la Caridad, quien les recordó su misión y apoyo incondicional para llevar esta última a feliz término. 

Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Redacción

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

Una nueva oportunidad para pensar a Cuba

Daniel Estévez González

Desde el 31 de julio y hasta el 6 de agosto en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de la arquidiócesis de La Habana, tuvo lugar el “Seminario de formación laical”.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO