Las Adoratrices y el fenómeno de la prostitución en Cuba

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González



En el Centro “Fe y Cultura Loyola”, casa de los padres jesuitas en La Habana, se celebró este sábado la Jornada “Tejiendo Redes de Esperanza”. El encuentro, organizado por las hermanas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad (AASC), conocidas como “las adoratrices”, se desarrolló bajo el tema “El fenómeno de la prostitución desde la mirada de Jesús”.

Un panel integrado por Yarelis Rico, jefa de redacción de nuestra publicación y el padre Jorge Cela Carvajal, S.J. teólogo y director del Centro Loyola, acompañó a los presentes en la exposición de tan cruda y dura realidad que afecta a las mujeres en la sociedad actual.

Yarelis abordó, desde su experiencia como periodista, la labor que realizan las hermanas y la situación de desventaja social en la que se encuentran sumidas estas muchachas, muchas provenientes de provincias orientales, con un cúmulo de necesidades de carácter económico que las impulsa a una actividad de despersonalización como es la prostitución.

Resaltó además la importancia del “Proyecto Sicar-Cuba” que desarrollan las hermanas y que en palabras de una de ellas “intenta que estas mujeres superen los traumas sufridos en el ejercicios de la prostitución, se recuperen física y emocionalmente y encuentren alternativas sociales y laborales”.

Por su parte el padre Cela movió a los presentes con la iluminación cristiana que, desde la mirada de Jesús, se hace imprescindible para acercarse a este fenómeno. Una llamada de atención sin dudas a lo que constituye el servicio al prójimo y el tener una mirada de misericordia ante el afligido.

El programa continuó con un material audiovisual presentado por las adoratrices y un tiempo de reflexión grupal.

Vale recordar que esta comunidad religiosa, fundada por la madre María Micaela del Santísimo Sacramento, encuentra en la adoración contemplativa a Jesús Sacramentado la esencia de un apostolado que busca liberar, promover e integrar a la mujer víctima de la prostitución y otras formas de violencia. Aunque hace solo diez años que se encuentran en Cuba, tienen una importante presencia en países de latinoamericana, Europa, América, Asia y África.

Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Redacción

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

Una nueva oportunidad para pensar a Cuba

Daniel Estévez González

Desde el 31 de julio y hasta el 6 de agosto en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de la arquidiócesis de La Habana, tuvo lugar el “Seminario de formación laical”.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO