Mirando la cruz

Por P. Marciano García ocd.


Mirando la cruz pueden surgir diversas preguntas: ¿Tan grandes fueron los crímenes de este hombre para terminar así? ¿Tan grandes fueron los pecados de la humanidad que debió pagar por ellos así? ¿Tan grande fue su amor que aceptó ser crucificado para mostrarlo? ¿Qué sentido tiene esa realidad espantosa de la cruz de Cristo?


Si Dios no existe Jesús ha fracasado ruidosamente. Pero si Dios existe, ¿el que los hombres mataran a Jesús significa que Dios lo rechazó? Jesús fue condenado por blasfemo, seductor del pueblo, hombre peligroso. La primera comunidad creyente pensó que Dios lo aprobó resucitándolo de entre los muertos. i Hecho insólito! Sin temor ni a la muerte anunciaron esta feliz noticia: iJesús vive! Esta es la buena noticia: Jesús vive. Este es el evangelio.

Él fue el más inocente de los hombres que han habitado este mundo. En el amañado juicio que le hicieron nadie probó que hubiese cometido delito alguno. Siempre estuvo seguro de su inocencia. La teoría escolástica de que Dios ofendido por el pecado del hombre lo destino al infierno, luego compadecido lo quiso salvar y para ello su Hijo Único se hizo hombre y le ofreció su vida para satisfacción de la honra divina, es demasiado compleja y contradictoria, para aceptarla sin más.


Ciertamente, Jesús derramó su sangre para perdón de los pecados de todos los hombres. Pero no aceptó la cruz como forma de compensación de la justicia divina. Se debe entender así: El conflicto con los judíos se produce por las divergencias entre las enseñanzas de ellos y las de él. Ciertamente, muy fuertes. Ellos determinan su muerte y él la acepta como demostración de su amor al ser humano. Nadie ama más que el que da la vida por sus amigos. Así la cruz de Jesús no puede comprenderse sino a la luz de su resurrección.


¿Qué significa resucitar? No el retorno a esta vida espacio temporal. Significa:- Una vida nueva que rompe las dimensiones del tiempo y del espacio y se desarrolla en el dominio invisible, imperecedero e incomprensible de Dios. Vive en la presencia descubierta de Dios, en el cielo. - Lo que se expresa con el término "cielo" es el cielo de Dios, no el de los astronautas. Un adentro más profundo de la realidad, en lugar de salir al exterior, es una realidad que entra más adentro en el ser mismo del hombre.


En esta nueva situación el ser humano de Jesús es llevado a la más alta realización posible, en los confines mismos de la divinidad, en el gozo de Dios, en la plenitud divina, sin carencia alguna. De esta plenitud hemos recibido todos los seres humanos una parte gloriosa, de tal forma, que formamos un solo cuerpo con él. La historia de nuestra salvación va acaeciendo en el plazo de los tiempos, pero se dirige de forma inexorable a la plenitud de la resurrección. Entonces, la esperanza tiene pleno sentido. Nuestro deseo de felicidad será cumplido. Esperar la propia resurrección es suficiente causa para avanzar por esta vida del tiempo con sabor de eternidad.

La imagen de la Virgen de la Caridad nuevamente en las calles habaneras

Daniel Estévez González

Ni los pronósticos del tiempo ante la inminente llegada del huracán Irma, ni el buscar alimentos ante la escasez que se avecinaba detuvieron la procesión que el día 8 de septiembre tuvo lugar en el capitalino municipio de Centro Habana. Otra vez la imagen de Nuestra Señora de la Caridad cargada en hombros por fieles y devotos recorrió las avenidas de Reina y Galeano.

Procesión por la Fiesta de Nuestra Señora de Regla

Daniel Estévez González

Cada 7 de septiembre las pequeñas callecitas del poblado de Regla multiplican su espacio para recibir a cientos de peregrinos que, desde el otro lado de la bahía o desde el propio municipio van a ver a su querida “Madre”.

Inaugurado nuevo curso académico en el Instituto de Estudios Eclesiásticos Padre Félix Varela (IEEPFV)

Daniel Estévez González

Este lunes 18 de septiembre en el Aula Magna del Centro Cultural Padre Félix Varela se dio inicio al nuevo curso académico 2017-2018. Por un año más vuelve a abrir sus aulas el otrora colegio jesuita y luego Seminario San Carlos y San Ambrosio, esta vez acogiendo a muchos jóvenes con igual interés por las ciencias humanísticas que los de antaño, pero con el vivaz deseo de servir a la sociedad cubana, esta vez sin la estola.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO