¡Cristo ha resucitado!

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González


En la S.M.I Catedral de La Habana Mons. Juan García, arzobispo habanero, presidió la misa este 16 de abril, Domingo de Resurrección. Junto al Pbro. Yosvany Carvajal, párroco de este templo, y la comunidad reunida se compartió además el júbilo por el bautizo de 8 niños que ahora formarán parte del cuerpo vivo de la iglesia.

Mons. Juan en su prédica recordó la importancia de no quedarse parados ante el sepulcro vacío, sino vivir con alegría la misión más importante de un cristiano, ir y anunciar el Evangelio. Por su parte a los pequeños que se iniciaban en el primer sacramento cristiano les habló de amar a sus amigos, compartir sus bienes y querer mucho a sus padres.

Con la bendición a los presentes y la exhortación a vivir la alegría que solo da el Resucitado, finalizó la celebración.

Palabras pronunciadas por S.E.R. Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo emérito de La Habana, en la presentación del libro “Encuentro, Diálogo y Acuerdo”.

Pero el cambio de los actores principales, o la recurrencia a viejos modelos para aplicarlos de nuevo a Cuba, o las respuestas fuertemente formuladas con implicaciones de orden práctico por nuestra parte, pueden ensombrecer o retardar mucho la obtención de resultados aceptables por todos en la solución de los conflictos, y digo retardar porque hay pasos que tienen características, aunque sean mínimas, de durabilidad.

Las Adoratrices y el fenómeno de la prostitución en Cuba

Daniel Estévez González

En el Centro “Fe y Cultura Loyola”, casa de los padres jesuitas en La Habana, se celebró este sábado la Jornada “Tejiendo Redes de Esperanza”. El encuentro, organizado por las hermanas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad (AASC), conocidas como “las adoratrices”, se desarrolló bajo el tema “El fenómeno de la prostitución desde la mirada de Jesús”.

PALABRAS DE PRESENTACION DEL LIBRO ENCUENTRO, DIÁLOGO Y ACUERDO

Dr. Roberto Méndez Martínez

Pocos cubanos han podido olvidar aquel 17 de diciembre de 2014, cuando, rodeadas por un halo de asombro, se transmitieron las alocuciones televisivas de los presidentes de Estados Unidos y Cuba, que anunciaban la común voluntad de poner fin a un diferendo de más de medio siglo entre ambas naciones.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO