Bodas de Plata de Mons. Petit

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González

Este sábado 14 de enero Monseñor Alfredo Víctor Petit Vergel, Obispo Auxiliar Emérito de San Cristóbal de La Habana, celebró los 25 años de ordenación episcopal. En su querida parroquia de San Francisco de Paula junto a sus hermanos obispos, fieles, religiosos y religiosas que han acompañado su labor pastoral tuvo lugar la Misa de Acción de Gracias. Estuvieron presentes también Mons. Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Cuba, S.E.R Cardenal Jaime Ortega quien compartía el júbilo por celebrar sus 38 años como obispo y Mons. Juan de la Caridad, Arzobispo de La Habana. La eucaristía se vivió profundamente por los participantes, la alegría de conocer a quien fue Consiliario de la Junta Nacional de Acción Católica, Párroco del Sagrario de la S.M .I. Catedral y Párroco de “El Salvador del Mundo”, Profesor y Rector del Seminario “San Carlos y San Ambrosio”, Vicario episcopal para la Vicaría Sur de la Arquidiócesis de La Habana , párroco de “San Francisco de Paula” y capellán del Hogar de Ancianos anexo, miembro del Departamento Episcopal Fe y Misión de la COCC , y Presidente de su Sección de Doctrina de la Fe hicieron del momento un homenaje en vida por tanto amor y entrega a la iglesia.

El Cardenal en su homilía recordó la importancia de la decisión de entregar la vida al servicio de la iglesia y de la oración constante por los sacerdotes y responsable vicariales. Por otra parte invitó a los sacerdotes también a cuidar y apoyar el ministerio de los Obispos y ser puentes entre estos y el pueblo fiel. Una felicitación también fue expresada a Mons. Juan de Dios Hernández, Obispo Auxiliar de San Cristóbal de La Habana, por sus 11 años de servicio episcopal.

En un último momento de la celebración el Nuncio dio lectura a la felicitación que desde la Santa Sede enviara S.S Francisco a Mons. Petit, agradeciendo su pasión por la labor evangelizadora en Cuba.

Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Redacción

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

Una nueva oportunidad para pensar a Cuba

Daniel Estévez González

Desde el 31 de julio y hasta el 6 de agosto en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de la arquidiócesis de La Habana, tuvo lugar el “Seminario de formación laical”.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO