Infancia Misionera, Cuba y Estados Unidos

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González


Durante los días, 12, 13 y 14 de noviembre ha visitado La Habana el Rev. Andrew Small, director de Obras Misionales Pontificias de Estados Unidos. Lo acompañaron en su viaje la Sra. Marilyn Santos, Secretaria Nacional de la Infancia Misionera y 3 entrenadores de beisbol profesional de las categorías inferiores. Durante su visita compartieron con niños misioneros de la arquidiócesis, realizaron juegos y entrenamientos de beisbol en el terreno que se encuentra dentro del Santuario Nacional “San Lázaro” y tuvieron un encuentro con Monseñor Juan de la Caridad García, arzobispo de La Habana, quién compartió con los más pequeños y animó a jugar como equipo en el deporte y trabajar juntos en la evangelización. Junto a las Hermanas del Amor de Dios y asesores de la infancia misionera en Cuba sostuvieron los visitantes, diálogos para la cooperación y ayuda mutua.

Sin dudas, un fraterno encuentro de esta institución de la Iglesia Universal que trabaja en nuestros países para promover la ayuda recíproca entre los niños del mundo. Bajo el lema “Los niños ayudan a los niños”, muchos pequeños de todos los continentes participan en la Obra Pontificia de Infancia Misionera, quien es pionera en la defensa de la niñez y se adelantó 80 años a la Primera Declaración de los Derechos del Niño -la Declaración de Ginebra- y más de 100 años al nacimiento del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Redacción

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

Una nueva oportunidad para pensar a Cuba

Daniel Estévez González

Desde el 31 de julio y hasta el 6 de agosto en la Casa Sacerdotal “San Juan María Vianney” de la arquidiócesis de La Habana, tuvo lugar el “Seminario de formación laical”.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO