Inaugurado el Simposio Conmemorativo por los “Cien años del Nuevo Letrán”

Por Daniel Estévez González / Fotos Daniel Estévez González


En la tarde de ayer quedó inaugurado el Simposio Conmemorativo por los “Cien años del Nuevo Letrán”. Las palabras inaugurales fueron pronunciadas por el prior del convento, Fray Manuel Uña Fernández o.p., quién agradeció a intelectuales, amigos, cubanas y cubanos que durante estos años han acompañado a la Orden de Predicadores en Cuba y hecho posible la materialización en este centro de estudios el ideal dominicano de “Verdad y Justicia”. El coloquio contó, entre otras personalidades, con la presencia de Monseñor Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Cuba y con el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo emérito de la Arquidiócesis de La Habana.

El Aula Fray Bartolomé de las Casas fue escenario ideal para acoger las importantes conferencias de dos de los más notables intelectuales de Cuba en nuestros días. El Dr. Eduardo Torres Cuevas, Director de la Biblioteca Nacional, realizó un conciso recorrido por la historia de Cuba con énfasis en la labor de los padres dominicos y lo que significó la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, inaugurada el 5 de enero de 1728 con un claustro formado en su mayoría por frailes predicadores, así mismo recordó a Fr. Francisco Vázquez o.p., primero de los superiores del Nuevo Letrán y fundador de la Academia Católica de Ciencias Sociales.

Para gran placer de los presentes, el segundo momento de la tarde estuvo a cargo del Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad, cuya excelente oratoria fue develando cada suceso histórico de forma magistral. Su emotiva exposición titulada: “Letrán ayer y hoy (República y obras del 59 al presente)” evidenció y elogió el trabajo pastoral de los dominicos después del triunfo revolucionario, su perseverancia e incalculable aporte a la sociedad cubana, el especial espacio de encuentro, reflexión y diálogo que constituye el Aula Fray Bartolomé de las Casas, así como el servicio de formación en diferentes materias educativas complementarias de forma gratuita.

Con estas ponencias y el agradecimiento de los expositores al Padre Uña, cuyas iniciativas han contribuido a la proyección cultural y educativa de esa comunidad dominica en la sociedad quedó inaugurado el Simposio, que se prolongará hasta el próximo viernes 11 y en el que notables intelectuales disertarán sobre diversas facetas de la labor de la Orden en Cuba. Una vez más Letrán convida al pueblo a encontrarse y compartir en lo que Monseñor Carlos Manuel de Céspedes llamó, “la casa Cuba”.

Jesús María Lusarreta, otro Cristo entre nosotros

Redacción

Como expresó Monseñor Juan de la Caridad García, arzobispo de La Habana, en la misa de exequias por el muy estimado padre Jesús Lusarreta: va a la casa del Padre otro Cristo entre nosotros. La amplia y siempre acogedora parroquia de la Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en el municipio 10 de octubre no pudo ofrecer espacio a los cientos de fieles que fueron a darle el último adiós a tan querido sacerdote.

Festejos por la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en la arquidiócesis de La Habana

Redacción

La devoción a la Virgen del Monte Carmelo es muy antigua en Cuba, hay testimonios de su presencia en ella mucho antes de que hubiera fundaciones carmelitanas. Es preciso recordar que las Madres Carmelitas fundaron en La Habana su convento de Santa Teresa a inicios del siglo XVIII gracias al obispo Diego Evelino de Compostela, pero los padres de la Orden solo llegaron hacia fines del año 1879 y se establecieron, primero en una parte del ruinoso convento San Agustín, antes de que las autoridades les permitieran trasladarse al de San Felipe Neri, donde permanecieron hasta 1927, en que pudieron abrir un convento e iglesia nuevos en Infanta, entre Neptuno y Concordia.

JORGE SUÁREZ BLANCO PARTE HACIA LA CASA DEL PADRE

Redacción

El pasado 16 de julio – Festividad de Nuestra Señora del Monte Carmelo- fue llamado a la casa del Padre Jorge Suárez Blanco. Laico habanero de larga ejecutoria, había recibido una esmerada educación cristiana en su hogar, especialmente a través  del ejemplo de su madre Elena Blanco, quien había sido educada en el colegio católico “El Ángel de la Guarda” de la destacada maestra cubana Mariana Lola Álvarez.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO