El matrimonio Eaton en busca del Olimpo

Por Nelson de la Rosa Rodríguez


Los especialistas en atletismo argumentan que los deportistas más completos en uno y otro sexo son aquellos capaces de vencer en las pruebas múltiples: el decatlón para los hombres y el heptalón en el caso de las mujeres.

Siguiendo esa línea, entonces podemos afirmar que de los matrimonios que participan en los eventos de campo y pista, el más completo, al menos deportivamente, es aquel cuyos integrantes son los monarcas en ambas lides.

La ciudad de Río de Janeiro, capital olímpica del 5 al 21 de agosto, pudiera ser testigo de la primera vez en la historia que marido y mujer se titulen monarcas en el decatlón y el heptalón, hazaña a la que aspiran Ashton y Brianne Theissen Eaton.

La historia de los Eaton es muy interesante. Ambos nacieron en 1988, Ashton el 21 de enero y Theissen el 18 de diciembre. Él en Estados Unidos y ella en Canadá. Se conocieron en el año 2007 en la Universidad de Oregón, cuando él era estudiante de primer año y ella cursaba la preparatoria.

Pasados unos meses, volvieron a verse precisamente en Brasil cuando se organizaron allí los Campeonatos Panamericanos de Atletismo para Juveniles. La sorpresa inundó a Ashton, cuando al abrir la puerta de su habitación vio que Theissen salía de la de enfrente. Luego ambos resultaron monarcas en la lid continental y durante una fiesta organizada por la delegación estadounidense se dieron el primer beso.

De regreso a la Universidad, ya él cursaba el segundo año y ella el primero. Ambos entrenaban en el mismo sitio, pero no fue hasta el 14 de febrero de 2008 en qué él “se le declaró” con anillo de compromiso incluido. “Estaba nervioso, porque habíamos empezado la escuela en septiembre y me tomó cinco meses”, dijo Eaton en una reciente entrevista.

Como novios resultaron campeones por varios años en lides estudiantiles y también compitieron a nivel internacional. En el 2009 ambos estuvieron en el Campeonato Mundial de Berlín. Él resultó Campeón para Estados Unidos y ella le dio a Canadá el lugar decimoquinto, resultados que los impulsaron a oñar con estar juntos en los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012.
Sin embargo, aunque participar allí era la realización de un sueño, la felicidad no fue completa. Ashton siguió demostrando sus potencialidades y resultó Campeón Olímpico, pero ella siguió por debajo y solo pudo clasificarse oncena.

La pareja contrajo matrimonio el 15 de julio de 2013 y la meta más inmediata era conquistar las dos medallas de oro en las pruebas combinadas en Río de Janeiro. La ilusión aumentó hace poco, cuando ambos alcanzaron los títulos respectivos en los Campeonatos Mundiales Bajo Techo en Portland, muy cerca de la Universidad donde se graduaron.

No obstante, el matrimonio sabe que hay una diferencia entre las pruebas bajo techo y las que son al aire libre. En sala los hombres no pueden completar las diez competencias y hacen un heptalón (60 m, 60 c/v, 1 000 m, salto largo, salto alto, salto con pértiga e impulsión de la bala), mientras las mujeres, imposibilitadas de hacer sus siete eventos, compiten en el pentalón (60 c/v, salto alto, salto largo, impulsión de la bala y 800 m).

En los Juegos Olímpicos, las distancias serán las oficiales al aire libre. Los hombres (100 m, 110 c/v, 400 m, 1 500 m, salto largo, salto alto, salto con pértiga, bala, disco, jabalina) y las mujeres (100 c/v, 200 m, 800 m, salto alto, salto largo, bala y jabalina).
El reto será grande para los Eaton, pero no imposible. Ashton es hoy por mucho, el mejor decatleta del mundo, es el poseedor del récord mundial con 9 045 puntos y el único capaz de poseer las cotas del orbe tanto al aire libre como bajo techo, además de ser monarca olímpico y varias veces mundial.

El palmarés de Brianne no es tan extenso, pero a la corona bajo techo de este año, agrega el subtítulo en el Mundial a cielo abierto en Beijing 2015 y varios títulos en eventos de la Mancomunidad Británica, así como la mejor marca del orbe el pasado año con 6 088 puntos. Sin embargo, para ganar el oro en Río tendrá que cuidarse mucho de la británica Jessica Ennis-Hill (6 669) y de la alemana Carolin Schafer (6 547).

Para tener una idea de la calidad y competitividad de los Eaton, aquí les dejo sus mejores marcas históricas en cada uno de los eventos.
Ashton Eaton: 100 m, 10.21; 110 c/v, 13.35; 400 m, 45.00; 1 500 m, 4.14:48; salto largo, 8,23; salto alto, 2,11; salto con pértiga, 5,40; bala, 15,40; disco, 47,36; jabalina, 66,64.
Brianne Theissen Eaton: 100 c/v, 12.98; 200 m, 23.34; 800 m, 2.09:03; salto alto, 1,89; salto largo, 6,72; bala, 13,99 y jabalina, 46,67.

Los Eaton no son el primer matrimonio en competir en unos Juegos Olímpicos. Entre los más conocidos está el de los checos Emil Zatopoek y Dana Ingrova, quienes nacieron el mismo día y también un mismo día se coronaron Campeones Olímpicos en Helkinki, Finlandia, en 1952. Él, apodado la “Locomotora Humana”, se impuso en los 5 000 metros y ella en el lanzamiento de la jabalina.

Sin embargo, el matrimonio más medallista de todos es el de los esquiadores finlandeses Marja Liisa Hamelaien y Harry Kiversniemi, ambos olímpicos de invierno en seis ocasiones. Ella compitió entre 1976 y 1994 y él entre 1980 y 1998.
Se casaron en 1984 y ese año se celebró la Olimpiada de Invierno en Sarajevo. Allí Marja ganó tres medallas de oro y una de bronce, y Harry una de bronce. Más tarde también alcanzaron preseas en la cita de Lillehammer en 1994.

De cualquier manera, los Eaton asistirán a Río de Janeiro con la idea fija de ganar las preseas más codiciadas y así cerrar un ciclo deportivo y abrir otro a nivel familiar, pues según han declarado, después de Río es la hora de tener hijos. ¡Suerte a los Eaton!
   

Clásico Mundial de Béisbol: Cuba de más a menos

Nelson de la Rosa Rodríguez

El IV Clásico Mundial de Béisbol constituye la principal atracción para los aficionados cubanos en una temporada donde no hay citas multideportivas, entiéndase juegos centroamericanos, panamericanos u olímpicos.

Beisbol y nación en Cuba: relato de una pasión

José Antonio Michelena

Presentado por Leonardo Padura en el capítulo habanero de la Feria Internacional del Libro 2016, Béisbol y nación en Cuba, del profesor Félix Julio Alfonso López, es una valiosísima contribución a la historiografía del deporte nacional que, aunque sostenida por la pasión, es fruto del acucioso rigor investigativo y la eficaz expresión de un narrador dominante y seductor durante todo el juego (hasta más allá de los nueve innings).

La Reebok Spartan Race llega a La Habana

Nelson de la Rosa Rodríguez

Mientras los aficionados al béisbol estén pendientes de lo que ocurra en el Clásico Mundial y en el Fútbol europeo, las miradas se pongan en las fases definitorias de la Champions League, en Cuba podremos vivir muy pronto un acontecimiento especial: la Reebok Spartan Race.

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN
TE SUGERIMOS...
LENTE CURIOSO